top of page
  • Foto del escritorVamonos de Vagos

Bioluminiscencia, una obra que explora la trata de personas desde una perspectiva femenina.


De acuerdo con el Informe Mundial sobre Trata de Personas de UNODC, el 50% de las víctimas sufre explotación sexual y el 38% es sometido a trabajos forzados, como mendicidad y actividades criminales, entre otros. Este delito también es uno de los más graves que se da actualmente en nuestro país y es precisamente el que pone en el candelero la compañía Fábrica de Arte Tlaxcalteca a través de la puesta Bioluminiscencia.


La trama de esta obra surge a raíz de que la dramaturga, Anita Ángeles Reyes Butrón, ve como una de sus amigas, presa del miedo de ser una desaparecida más, se va al extranjero para ya no volver; por lo que la escritora reflexiona sobre el tema y, en lugar de huir, decide escribir una historia que nos lleva a la sororidad referente a esta situación.


A manera de visibilizar a las mujeres desaparecidas, que son el eje central de este montaje, los rostros de varias de ellas están impresos en los carteles que se utilizan en la escenografía –a excepción de la actriz protagonista–, porque esta situación, desgraciadamente, es una realidad y como tal hay que presentarla.


Bioluminiscencia tiene una duración de 50 minutos y la dirección escénica sucede desde la perspectiva de una mujer que mira a otras, se identifica en ellas, se repele en el violentador, se encuentra en ella misma y comprende a las víctimas.



Bioluminiscencia cuenta con las actuaciones de Griselda Muñoz, Sagrario Bahena Zempoalteca y Alfonso Lucio Delgado, bajo la dirección de Irakere Lima Barrientos. La dramaturgia es de Anita Ángeles Reyes Butrón.



Comments


bottom of page