• Vamonos de Vagos

TransPerceptual: 4to Festival de TeatroSensorial por la Inclusión



Cambiar la manera en cómo nos relacionamos, es el tema principal de TransPerceptual: 4to Festival de Teatro Sensorial por la Inclusión, que se llevará a cabo en gratuidad en la totalidad de su programación. Es un llamado para despertar desde el arte de inmersión sensorial, de la mano del teatro, la música, el diálogo a la consciencia, a la inteligencia y a la sabiduría.


La programación de esta emisión contempla una paleta de distintos enfoques y encuadres al respecto de la inclusión: Funciones de teatro para sordos, realizadas con la inclusión de artistas sordos, funciones de Teatro Ciego, con artistas ciegos, teatro penitenciario con artistas formados en reclusión. Una serie de conciertos sensoriales que se experimentan en silencio visual haciendo uso de googles especiales que solo permiten la percepción de la luz como estímulo sensorial, para intensificar la participación de los otros sentidos y provocar a la imaginación a crear, para ello se cuenta con la intervención de Músicos de la talla de Roco Pachukote (fundador de Maldita Vecindad), Lengualerta, Alyosha Barreiro e Ivan Cazenave. Talleres de género con enfoque en la gestación de otras y distintas masculinidades. Y una programación de obras teatrales y experiencia sensoriales que abarcan temas como: alfabetización ecológica, discriminación, genero, placer, amor, saberes ancestrales e integración de la diferencia.


A través de TransPerceptual 4to Festival de Teatro Sensorial por la Inclusión, Sensorama, una compañía de arte sensorial con más de 25 años de trayectoria sigue en la búsqueda de la introspección y la experiencia alrededor de la inclusión.


Cabe destacar que la programación de esta 4ta emisión de TransPerceptual, se realiza de manera presencial en espacios culturales independientes como: Centro Cultural El Hormiguero, Foro Bellescene, El 77. Centro cultural autogestivo, Huerto Roma Verde, Fundación el manantial I.A.P. del Parque ecológico de Loreto y Peña Pobre, además el espacio escénico Sensorama; para resaltar la importancia de los espacios culturales independientes en la vital labor de hacer posible el ejercicio de los derechos culturales de los habitantes de la Ciudad de México.