• Vamonos de Vagos

Presente Miquel Barceló. Metamorfosis en el museo Picasso de Málaga.


María Esther Beltrán Martínez Fotos: J.Carlos Santana


Málaga, España.- La pandemia ha venido a marcar un antes y un después en la cultura. Los museos se han visto afectados, han cerrado y vuelto a recibir al público. El Museo Picasso Málaga presenta "Miquel Barceló. Metamorfosis".


El curador de la muestra es Enrique Juncosa. Pone la atención en la condición cultural trashumante del artista, a la vez que supone un planteamiento crítico de la creación entendida como proyecto de progreso ilimitado: cada una de sus obras nos lleva a otra, en un proceso de reinvención cíclica.


Reúne alrededor de 100 obras del artista realizadas a partir del 2015 hasta nuestros días y que en su gran mayoría provienen de sus estudios en París y Mallorca. Son pinturas hechas sobre inusuales soportes, obras en papel realizadas en diversos lugares del mundo, piezas cerámicas nada convencionales, cuaderno de notas de uso privado o extravagantes tótems laico que constatan la identidad poliédrica de su obra y la personalidad cultural trashumante de un creador para el que el paso del tiempo y la transformación de la materia tiene cualidades alquímicas.


Miguel Barceló ha expuesto en prestigiosas instituciones de todo el mundo como el Museo del Prado, Madrid; el Musée du Louvre, Paris; o la Galleria Nazionale d’Arte Moderna, Roma, entre otras.



Al igual que para Pablo Picasso, también para Barceló la cerámica, la pintura o el dibujo son variaciones, experimentos de un todo.


La reanudación constante de la búsqueda, la versatilidad en la exploración de nuevos soportes, la interrelación entre diversas técnicas y periodos artísticos, una manera de trabajar incesante y vertiginosa, la riqueza cromática, el discurso con la gran tradición, la fascinación por la mitología y el simbolismo arcaico de la tauromaquia o las ilustraciones de libros, hermanan de alguna manera a estos dos artistas españoles, tan cosmopolitas como hijos del Mediterráneo, artífices de un arte tan primitivo como irresistiblemente moderno.


La exposición de Barceló marca el interés del Museo Picasso Málaga por alumbrar a los grandes creadores de la actualidad, al tiempo que prosigue con la misión de difundir la obra, orígenes, vida y trayectoria del genio malagueño.


"Miquel Barceló. Metamorfosis" exhibe asimismo recientes pinturas de gran formato, como unos paisajes nocturnos, azules y negros, con tormentosos cielos de plenilunio, en los que resuenan movimiento y luz. Asimismo, se muestra un autorretrato de aspecto carbonizado, resultado de arañar una superficie negra, y pinturas con relieves de animales que aluden a las pinturas rupestres, que testimonian que para Barceló la prehistoria es tan moderna como cualquier otra época de la historia del arte.


Ávido lector, notable escritor y conocedor de las grandes obras de la literatura universal, la exposición incluye como material de consulta los originales libros ilustrados, como el "Fausto" de Johann Wolfgang von Goethe y la "Divina comedia" de Dante Alighieri que ha ilustrado para "Galaxia Gutenberg" o "La métamorphose" de Franz Kafka, que ha hecho para la editorial francesa Gallimard.