• Vamonos de Vagos

Natalia Lafourcade, un sinfín de emociones alucinantes

Por Alfredo Pérez Álvarez


El concierto de Natalia Lafourcade en el Teatro Metropolitan se dividió en tres sección, folclor, pop y nuevamente folclor. Con una velada bohemia e íntima, Natalia Lafourcade rindió un homenaje al folclore latinoamericano con su actuación con la que cierra la gira de sus discos “Musas” y “Hasta la raíz”.


Con temas de su álbum “Musas” y acompañada de Los Macorinos, la intérprete llevó a su público por una inolvidable velada bohemia, donde el sonar de las guitarras y su voz dieron el toque preciso, acaparando la atención del Teatro Metropólitan.


Entre aplausos, la cantautora, tras interpretar “Alma mía”, dio la bienvenida a su singular escenario en el que se representó una acogedora sala, en la que sus invitados de honor fueron los miembros del público.


“Es un placer tenerlos en el comedor de nuestra casa y por el que han pasado personalidades históricas como Chavela Vargas, Frida Kahlo con Diego Rivera, María Grever, en fin, gente increíble que han sido 'Musas', inspiraciones para todos nosotros”, apuntó la también actriz.


En medio de aplausos y piropos la veracruzana siguió cautivando con sus temas como “Mexicana”, “Tú me acostumbraste”, “Luz de luna”, “Qué he sacado con quererte”, ”Soledad y el mar”.


Con estas interpretaciones dejaba atrás la intimidad de la sala para dar paso a temas como “Hasta la raíz”, con el que obtuvo el Grammy al mejor disco en la categoría de álbum de rock latino, urbano o alternativo.


“Estoy contenta y estamos comenzando el cierre de gira en esta ciudad como debe de ser”, dijo emocionada Lafourcade, para comenzar un viaje por su historia musical, donde recordó que compuso “Azul” en Canadá y ahí se dio cuenta que tenía muchos temores a ser libre, en el amor y otros terrenos, sin embargo lo superó y ha podido llegar a este momento.



“Gracias por acompañarme todo este tiempo”, expresó la intérprete, para complacer con piezas que la consolidaron en la escena musical como “Amor de mis amores”, “En el 2000”, “Ella es bonita”, “Mi lugar favorito”, entre otras, provocando una verdadera fiesta no sólo arriba del escenario, sino también abajo, donde su público bailó sin reparo.

“Este un momento especial para compartir con un gran amigo como David Aguilar”, dijo la cantautora para cantar a dueto y en una versión acústica “Recuérdame” de la cinta “Coco”. Además prestó el escenario para entonar en solitario algunos de sus temas como cantautor, como “Eco”.


“Vamos ha hacer un viaje por Latinoamérica y a grandes compositores”, apuntó la intérprete en esta velada donde el público se le entregó de principio a fin con “Duerme negrito”, “Tus ojitos”, “Danza de gardenias”, “Mi tierra veracruzana” y “Tú sí sabes quererme”.

Con esta pieza invitó a subir al

escenario a nueve admiradores que gustosos cantaron y bailaron con ella esta canción, que marcaba el final de esta presentación en la que también sonaron “Cucurrucucú”, “No más llorar”, “Patos”, “Mujer divina” y “Partir de mi”.