• Vamonos de Vagos

La vulnerabilidad de las infancias transgénero es abordada en Transbordador ZEL.


"Transbordador Zel" es un proyecto escénico para jóvenes audiencias que, por medio de un lenguaje sencillo y divertido, aborda temáticas complejas y serias como la expresión e identidad de género y la libre aceptación de las mismas, así como el enfrentamiento a la crítica, negación y exclusión desde los núcleos más cercanos que incluyen a la familia.


En el marco del ciclo Entre lenchas, vestidas y musculocas, el Teatro Benito Juárez, de la Dirección del Sistema de Teatros de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, abre sus puertas del 4 al 26 de junio a la lúdica puesta en escena.


Bajo la dirección de Alejandro Cervantes y con la dramaturgia de Tony Corrales, la propuesta se dirige tanto a las pequeñas y jóvenes audiencias como al público adulto, a través de la comedia y el diseño audiovisual, con una historia que es llevada al contexto del espacio exterior, para tratar las complejidades que atraviesa la niñez transgénero en relación con los demás entes de la sociedad y cómo en conjunto con otros sectores vulnerables busca refugio, aceptación y fortalecimiento.


Con las actuaciones de Patricia Rosmir, Leonardo Yee, Tony Corrales y Omar B. Betancourt, así como Phany Molina y Marcela Feregrino, quienes alternan funciones; el proyecto escénico ofrece una observación más empática y reflexiva que procura una reconciliación entre los círculos sociales más cercanos a la comunidad trans para que ésta sea reconocida dignamente por lo que es.


Por sexta ocasión, se presenta el ciclo Entre lenchas, vestidas y musculocas, el cual busca visibilizar el trabajo de artistas escénicos, quienes han indagado, con su trabajo, en importantes temáticas sociales como el respeto, el orgullo, la diversidad y la libertad de todas las personas de ser.


Transbordador Zel se escenificará del 4 al 26 de junio, los sábados y domingos a las 13:00 horas en el Teatro Benito Juárez (Villalongín 15, colonia Cuauhtémoc, Metrobús Reforma), con los cuidados necesarios: uso permanente de cubre-bocas y gel anti-bacterial por parte tanto del personal del teatro como de los espectadores.