• Vamonos de Vagos

La maldición renace, a la vuelta de la esquina

La detective Muldoon se muda a un nuevo poblado con su pequeño hijo, tras la dolorosa muerte de su esposo debida a un cáncer. Mientras se adecua a su nuevo trabajo, de a poco se ira interesando e involucrando en unas misteriosas muertes ocurridas varios años atrás. Lo que no sabe es que su curiosidad será su perdición.


Luego de varios años desde la última entrega occidental de El grito, nos llega este intento de reboot/secuela donde pretenden relanzar la franquicia, ahora centrándose netamente en una historia norteamericana. Y acá es cuando empieza el desastre de La maldición renace.


Lo primero que salta a la vista, es que quieren relanzar la franquicia desde cero, y, por ende, respetan poco y nada el lore (la mitología) de las películas originales (ya sea la nipona o el primer remake norteamericano). Esto saldrá a la luz cuando expliquen el porqué de las muertes y el ente vengativo. Pero La maldición renace no solo es mala por eso.



La historia está segmentada en cuatro sub tramas que son contadas de forma alterna: así es como vemos el “origen” en Norteamérica de la maldición, dos donde solo tendremos victimas para engrosar el número de fantasmas, y la supuesta historia principal donde veremos a la Detective Muldoon y su compañero (que tiene conexión con los eventos antes mencionados). El problema de esto, es que, al tener tantos arcos argumentales, no logramos empatizar con ninguno de los personajes, porque apenas conocemos sus motivaciones y miedos.


A esto debemos sumarle la cantidad ya irrisoria que tiene la película de jumpscares. A esta altura, ya todos saben lo que son, y cualquiera que sea afín al cine de terror, va a ver venir los sustos con subidón de volumen incluidos, así que, si son asustadizos, van a poder prever los momentos de horror para desviar los ojos de la pantalla.


De todas formas, no todo es malo en La maldición renace. Por suerte la película está bien actuada; por todo su elenco, desde el personaje más terciario, hasta el principal. Gracias a esto, y pese a la casi nula construcción de personaje, podemos sentir un mínimo de empatía por ellos y preocuparnos para ver si salen vivos o no.


La cinta es dirigida por Nicolas Pesce (Piercing); y cuenta con las actuaciones de Lin Shaye (nsidious); Demián Bichir (The Nun, The Hateful Eight); John Cho (Star Trek); y Andrea Riseborough (BIrdman).



 Todos los derechos reservados ©2019 — 2020, Ciudad de México