• Vamonos de Vagos

Ficción mexicana de alto voltaje


Por Alfredo Pérez


Con Alfonso Cuarón por bandera y un Ejército de representantes del séptimo arte mexicano, el Festival Internacional de Cine de Morelia, el certamen más importante de cinematografía nacional junto a los premios Ariel, de la Academia, vuelve a lucir sus mejores galas en su decimosexto aniversario. La ficción recupera su papel protagonista ante las dudas surgidas el año pasado en esta misma cita y vuelve con fuerza: si no a desbancar, sí a ocupar con creces su lugar frente al documental. En un año marcado por el movimiento Me Too, esta edición cuenta, además, con una amplia representación femenina: más de la mitad de los nominados a las secciones estrella de largometrajes de ficción y documental son mujeres.



La producción cinematográfica mexicana vive un buen momento. Y esto queda reflejado en el Festival de Morelia (FICM). Más allá del hecho de que dos cineastas mexicanos han ganado de manera consecutiva el aclamado León de Oro de Venecia (Cuarón, este año, con Roma; Guillermo del Toro, en 2017, por La forma del agua), cintas como la intimista Nuestro tiempo de Carlos Reygadas y Museo, inspirada en el robo al museo Antropología de la capital mexicana en la ya lejana Navidad de 1985, de Alonso Ruizpalacios, han contado con una relevante presencia en festivales internacionales.